miércoles, 13 de septiembre de 2017

domingo, 3 de septiembre de 2017

Lo mejor del turno de noche
es la mañana.

La sensación de llegar a casa
saber donde estoy
y que soy del todo.

Ir de espaldas al mundo
que bosteza al romper el día
mientras me desperezo de sueño.

Entrar en mi cuarto con cautela
y saber que ahora, cuando nadie
espera a nadie, tú cuerpo dormido
permanece hasta mi vuelta.

Entreabres los ojos, sonríes, te giras,
yo sin armadura te abrazo.
De tan sencillo
parece extraordinario.

A veces estalla en duermevela
la pólvora de tus besos en mis labios;
como a un fósforo eufórico de llama azul
me prendes fuego. Luego, la calma.

Reniego del amor triste y sus secuelas.
Tú me haces necesaria.

Lo mejor del turno de noche
es la mañana
cuando me duermo en tu espalda
confiada y transparente.

Imagen: Clare Elsaesser




sábado, 19 de agosto de 2017


Rara vez vuelve el brillo a los ojos
-medio ciegos del agua y sus reflejos-
de quienes huyen del infierno
y reciben el silencio del mundo.

La miseria existe y también los miserables,
cazadores furtivos de los que escapan
despavoridos, y niegan asilo a los desesperados
que abandonan sus casas.

Warsan Shire sabe que no hay tierra prometida:
navegar hacia la niebla
siempre será mejor que la muerte segura.

El Atlántico negro de secuestros y su resaca fantasma,
el Mediterráneo que se traga esperanzas y miedos
¿dónde está el multiplicador de peces?
¿nadie tuvo fe para caminar sobre las aguas?.

Espuma color sangre, un mar azul cementerio,
océanos con banderas
y olas de bolardos móviles
abren paso a un yate con caviar iraní
pero no a una patera de hambrientos.

¿Hacia dónde vamos en esta deriva inhumana?.
La vida de nadie tiene sentido
si viene prescrita sin conciencia.
¿Por qué no miramos el fondo del mar,
o mejor, de nosotros mismos
y sí el de la cerveza?.

Porque resulta que para algunos
-esos a los que llaman los Otros-
depende de las mareas el trozo de océano
donde pierden el pulso a la supervivencia
sin lápidas, sin historia, sin refugio
donde solo las ballenas lloran sus muertes.

Mientras, sin pudor ni vergüenza
Europe's living a celebration.


Imagen: Rocío Garrido


lunes, 24 de julio de 2017

                                                  A mi padre

Desplomadas ya no vuelan las palabras
pienso en ti y desaparecen,
pluma sin pájaro
voz ronca que canta y llora, qué más da.

No me alcanza la lengua para llamarte
y me quiebra el crujido de mi propio peso;
en casa te espero, no llegas
se te cayó la vida a los pies de tu cama.

Este salto de la carne a la nada
- irreversible, sin previo aviso -
sesgó el vuelo en ala rota
y se rompió en el parto la clavícula junio.

Y por eso, ahora, apenas puedo
escribirte nada más que palabras sueltas
como amor, dolor, rabia o siempre.

Menos mal que eres
tú el poema vivo
en medio de tanta muerte.

Imagen: Romina Dughero


sábado, 15 de julio de 2017

No hay pedestales ni engaños.
No te tiembla el suelo
cuando sabes dónde estás.

Imagen : Romina Dughero



viernes, 14 de julio de 2017

Te pido
que conspires junto a mí
para que volver a verte
no sea una cuestión
del destino.

Imagen: Romina Dughero


La noche que yo empecé a quererte
solo importaba eso,
quererte.

Salí de mi gruta oscura
compré hilo y cosí
antiguas heridas,

volví a poner bombillas
a la lámpara del salón,

te miré a los ojos
y encendí la vida.